A la fecha se han venido desarrollando diferentes sucesos en el contexto político-económico sumados ya a una, realidad nacional con poca actividad en el sector, influenciados por un fenómeno natural, que han dejado como resultado, un incremento leve en el aspecto económico del sector construcción, el cual no cumplió con las expectativas proyectadas por cada uno de los sectores: infraestructura, proveedores de materiales e inmobiliarios. Esta situación se ve influenciada por la inversión pública/privada y por las expectativas y avances de la “Reconstrucción con cambios”, después de los daños a la infraestructura pública y privada ocasionados por el fenómeno del niño costero, los cuales se tienen como prioridad en la agenda nacional; estas son inversiones millonarias que se espera reactiven la construcción en el sector, que se vienen dando desde el año pasado y están compuestas por obras de: Reconstrucción (62%), vivienda (5%), Prevención (21%) y fortalecimiento de PAN (2%).

Según el informe económico del sector construcción 2018 de CAPECO, La actividad de las empresas del sector construcción creció en 2.22% en el primer bimestre del 2018, respecto al mismo periodo de 2017, aunque Las empresas de infraestructura tuvieron un decrecimiento de -2.39%, por debajo del -0.68% previsto, por su parte los proveedores de materiales y servicios obtuvieron un mejor resultado, 2.32%, aunque igualmente estuvo por debajo del 5.27% que estimaban alcanzar. Por el contrario, las inmobiliarias crecieron 6.55%, frente al 6.19% que habían previsto alcanzar. sin embargo, este crecimiento fue menor a la expectativa estimada. Los promotores inmobiliarios en 5.99%, los proveedores de bienes y servicios en 3.69% y las empresas de infraestructura en 1.10%.

De igual manera el 73% de empresas, tiene la expectativa de crecimiento en sus operaciones, para el segundo bimestre del 2018. Un (94%) de los promotores inmobiliarios, (82%) de las empresas proveedoras y un (42%) de las de infraestructura, estiman un crecimiento al alza.

De igual forma El segmento de promotores inmobiliarios es el que registra una mayor expectativa de crecimiento (6.48%), que se ha elevado respecto a la medición anterior (5.68%), la expectativa entre los proveedores de bienes y servicios se ha elevado en (5.29%) respecto a la medición anterior (4.05%). Muy por el contrario, la expectativa de las empresas de infraestructura pasó de una perspectiva de alto crecimiento (6.74%) en la medición de noviembre 2017 a ser las más pesimistas en su desempeño anual (–0.97%) en la medición de enero de 2018 y (-4.05%) para la última medición.

Esta es la situación hasta el segundo bimestre de lo que va del año y se espera un incremento en la actividad del sector, por las grandes inversiones en el sector público que las cuales se espera den una mayor confianza para el desarrollo de la inversión privada.

Por lo que “Es importante dinamizar la inversión pública en la segunda mitad de año” según el economista principal del BBVA.

Por lo cual ha sido de suma importancia la celeridad con la que se está dando la implementación de diversas medidas y potestades legislativas especiales del congreso.

Bajo estas condiciones es que se desarrolla la inversión en el sector, con una sensación optimista al alza en las operaciones y una mayor confianza por parte del estado, para la ejecución de las obras e inversiones previstas.

 

FUENTE: cuviko.com

Categorías: materiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *